LA HIPOTECA INMOBILIARIA

05.02.2018

La hipoteca inmobiliaria es un derecho real de garantía y de realización de valor que recae sobre bienes inmuebles y que asegura el cumplimiento o la satisfacción forzosa de un crédito mediante la concesión a su titular de la facultad de llevar a cabo, la realización de valor de aquellos bienes,enajenándolos y percibiendo su precio a través de procedimiento legalmente establecido y cualquiera que sea su poseedor o propietario en ese momento.

Es por tanto un derecho real de garantía que recae sobre un bien inmueble,y además  es de realización de valor,asegurando el cumplimiento de una obligación,puesto que se constituye para reforzar la posición del acreedor.

Se caracteriza por el hecho de que,llegado el momento en que no se cumpla la obligación que garantiza,se podrá proceder a la realización de su valor.

Esa ejecución podrá llevarse a cabo con independencia de la persona que en ese momento tenga el bien.

Los sujetos de la hipoteca son normalmente el DEUDOR  y el ACREEDOR de la obligación garantizada.

Las hipotecas voluntarias(que son la mayoría) pueden constituirse por convenio entre las partes,o bien por disposición unilateral del dueño de los bienes sobre los que se establezcan.

Por su naturales,el objeto de la hipoteca tiene que ser un bien inmueble,que además reúna la condición de ser enajenable.

En éste sentido,el Art. 106 LH establece que podrán se hipotecados:

-Los bienes inmuebles susceptibles de inscripción.

-Los derechos reales enajenables,con arreglo a las leyes,impuestos sobre los mismos bienes.