fr-EL CONTRATO DE ALQUILER CON OPCIÓN A COMPRA:¿CÓMO FUNCIONA?

10/03/2018

El contrato de alquiler con opción a compra es una buena opción para aquellos que están pensando en adquirir una vivienda,ya que permite invertir el dinero destinado al alquiler a una posible compra del inmueble.

Se trata de un contrato doble compuesto por dos subcontratos: uno de alquiler y el otro de compra,el cual permite al inquilino tener el derecho a optar a la compra del inmueble con un precio pactado y descontando del total los importes de renta que ha ido abonando durante el periodo de arrendamiento.

En la celebración de ambos contratos, el inquilino debe realizar el desembolso de una prima por la opción de compra que suele tener un importe mayor que la fianza que se entrega en un alquiler normal y,al contrario de lo que sucede con las fianzas,si el inquilino finalmente no adquiere la vivienda,pierde la totalidad de dicha prima.

Por éste motivo es muy importante que el inquilino se asegure de que va a poder asumir la compra del inmueble.

Para que el contrato sea vigente es obligatorio que aparezcan estipuladas en él dos condiciones esenciales de la compraventa: OBJETO DE CONTRATO Y EL PRECIO.

El inquilino tiene la decisión de adquirir la vivienda tras los años marcados de alquiler,se estipula el precio final de venta, las cuotas del alquiler y el porcentaje a descontar de la renta del alquiler junto con el importe de la prima entregada.

El propietario está obligado a mantener el contrato y no alquilar,ceder o vender el piso a terceros durante el tiempo que dure el contrato y el inquilino tiene la exclusividad dentro del plazo pactado en el contrato.

Si el inquilino no abona dos rentas, pierde la opción a compra y la prima aportada.

Durante el periodo de alquiler el inquilino puede desgravarse el importe de la renta abonada y el propietario tiene la obligación de declararla,sin embargo la prima inicial aportada sólo debe declararla el propietario mientras que el inquilino no puede desgravarla.